Desde el 11 de enero del 2024  es obligatorio aplicar los cambios impuestos por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en su nueva Guía Ley de Cookies, e impulsados por el Comité Europeo de Protección de Datos.

Nueva Política de Cookies

El 11 de julio de 2023, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) actualizó la normativa de la Política de Cookies con su nueva Guía sobre el uso de cookies y puso como fecha límite para cumplirlo el pasado 11 de enero.

La AEPD ha seguido las directrices del Comité Europeo de Protección de Datos (CEPD) que defendía que el consentimiento debe darse libremente a la hora de entrar en una página web y acceder a su contenido, y que el usuario no se encuentre forzado a aceptar el uso de cookies para poder ver este contenido.

En esta actualización la AEPD obligaba a tener visible una opción de “rechazar” en el banner de las cookies a todas las páginas web que utilizasen cookies analíticas o publicitarias. Es decir, que actualmente tu página web debe tener tres botones igual de visibles: aceptar, rechazar y configurar las cookies.

No está permitido que el botón de “rechazar” no permita el acceso al sitio web, por eso la AEPD dejaba abierta la opción de hacerlo de otra forma. En el apartado 3.2.10 de la guía de la AEPD no descartaban que esta opción de “rechazar” tuviese que ser necesariamente gratuita. Y es justamente a esta frase a la que se han acogido la mayoría de las empresas, ya que así cumplen los requisitos de acceso a la web ofreciendo otra alternativa a la de aceptación al usuario.

De esta forma, si no quieres aceptar las cookies para que te permitan ver el contenido de la página web y le das al botón de “rechazar”, deberás suscribirte a un pago mensual o un pago único para evitar el rastreo.

El objetivo de esto es preservar la privacidad del usuario mientras se siguen obteniendo beneficios como en el caso de que sí aceptasen las cookies analíticas y publicitarias.

¿QUÉ CAMBIOS DEBERÁS APLICAR A TU WEB PARA ADAPTARLA A LA NUEVA LEY DE COOKIES?

  • Añadir botón de rechazo de todas las cookies en todas las webs y apps móviles: este deberá estar claramente a la vista para el usuario.
  • Información adicional sobre las cookies: Proporcionar la finalidad de las cookies, duración de su almacenamiento y la identidad de los instaladores para incrementar la transparencia con el usuario.
  • Acciones al no aceptar las cookies: Las webs y aplicaciones móviles podrían cobrar a los usuarios que no las acepten, siempre que la información sobre el pago sea clara y transparente.

Todos los cambios pueden suponer un desafío para los propietarios de sitios web ya que significa aplicar cambios significativos en sus prácticas de recopilación de datos.

 ¿Es legal pedir el pago a cambio de no aceptar las galletas?

la AEPD lo acepta como legal, pero hay dudas sobre esto, puesto que el usuario no da el consentimiento de manera libre, sino de manera forzosa y bajo manipulación para evitar el pago. De hecho, un porcentaje elevado de usuarios está dando su consentimiento y aceptando las cookies porque prefieren esto que tener que pagar o no poder ver el contenido.

Tendremos que esperar que las autoridades europeas se pronuncien sobre este aspecto.

¿QUÉ PASA SI NO SE REALIZAN LOS CAMBIOS QUE SE DICTAMINAN EN LA NUEVA LEY DE COOKIES?

El incumplimiento de los cambios en la ley de Cookies puede conllevar sanciones económicas para las empresas.

MAYOR SEGURIDAD Y PROTECCIÓN A LA PRIVACIDAD.

Mediante la utilización de cookies, los prestadores de servicios obtienen datos relacionados con los usuarios que posteriormente podrán ser utilizados para la prestación de los servicios concretos, para servir publicidad o como base para el desarrollo de mejoras o nuevos productos y servicios en ocasiones gratuitos.

Esta circunstancia determina la necesidad de implantar un sistema en el que el usuario sea plenamente consciente de la utilización de aquellos dispositivos y de la finalidad de su utilización, siendo en definitiva conocedores del destino de los datos que estén siendo utilizados y las incidencias que este sistema implica en su privacidad.

Por ello, la regulación comunitaria y nacional requiere para la utilización de determinados datos, la obtención de un consentimiento informado con el fin de asegurar que los usuarios son conscientes del uso de sus datos y las finalidades para las que son utilizados.

A la hora de determinar el nivel de detalle en la información que se debe proporcionar sobre las cookies, así como la forma en la que debe obtenerse el consentimiento para su utilización, debe tenerse una referencia clara acerca del nivel de comprensión de los usuarios en relación con las mismas.

QUE INFORMACIÓN DEBE FACILITARSE.

El apartado segundo del artículo 22 de la LSSI establece que se debe facilitar a los usuarios información clara y completa sobre la utilización de los dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos y, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos. Esta información debe facilitarse, con arreglo a lo dispuesto el RGPD, que requiere que el tratamiento de los datos de los usuarios se realice de forma transparente para ellos. Por consiguiente, la información sobre las cookies facilitada en el momento de solicitar el consentimiento debe ser suficientemente completa para permitir a los usuarios entender sus finalidades y el uso que se les dará.

  • Información sobre el tipo de cookies que se utilizan y su finalidad.
  • Identificación de quién utiliza las cookies,
  • Información sobre la forma de aceptar, denegar o revocar el consentimiento para el uso de cookies
  • En su caso, información sobre las transferencias de datos a terceros países realizadas por el editor.
  • Periodo de conservación de los datos para los diferentes fines en los términos establecidos en el artículo 13.2 a) del RGPD.
  • En relación con el resto de información exigida por el artículo 13 del RGPD que no se refiera de forma específica a las cookies (por ejemplo, los derechos de los interesados), el editor podrá remitirse a la política de privacidad.

COMO DEBE MOSTRARSE ESTA INFORMACIÓN

Entre los requisitos de transparencia merecen ser destacadas las siguientes normas, aplicables a la provisión a los usuarios de información relativa al uso de cookies: a) La información o la comunicación debe ser concisa, transparente e inteligible. La información debe ser sucinta para evitar el cansancio informativo y debe utilizar un lenguaje claro y sencillo, de forma que pueda ser entendida por un usuario medio.

Para más información contáctamos y te ayudaremos aquí

www.agaliana.com

Si tienes cualquier consulta, contacta con nosotros y recibe la información que necesites.

Explora más artículos...