Las nuevas medidas de seguridad dirigidas a proteger el consumidor en la venta en línea. ¿Que tendremos que incorporar para seguir vendiendo?

El Reglamento UE 2023/988 del Parlamento europeo y del Consejo del 10 de mayo del 2023, entrará en aplicación el próximo mes de diciembre 2024.

El objetivo principal de este Reglamento se garantizar la salud y seguridad de los consumidores.

Porque se ha regulado esta materia por medio de Reglamento y no de Directiva, pues porque el Reglamento impone normas claras y detalladas que no dejan margen para transposiciones divergentes por parte de los Estados miembros. La elección del reglamento en lugar de la directiva también permite conseguir mejor el objetivo reducir todavía más la carga normativa mediante una aplicación uniforme de las normas de seguridad de los productos a toda la Unión.

FINALIDAD DE LA NUEVA NORMATIVA

La finalidad del presente Reglamento es mejorar el funcionamiento del mercado interior, garantizando a la vez un nivel elevado de protección de los consumidores. El presente Reglamento establece normas esenciales sobre la seguridad de los productos de consumo introducidos en el mercado o comercializados.

ÁMBITO DE APLICACIÓN

No se aplicará a:

a) medicamentos de uso humano o veterinario;

b) alimentos;

c) piensos;

d) plantas y animales vivos, organismos modificados genéticamente y microorganismos modificados genéticamente en utilización confinada, así como productos procedentes de vegetales y animales directamente relacionados con su futura reproducción;

e) subproductos animales y productos derivados;

f) productos fitosanitarios;

g) equipos en los cuales los consumidores montan o en los que viajan, cuando estos equipos sean utilizados directamente por un prestador de servicios en el contexto de un servicio de transporte prestado a los consumidores, y no por los mismos consumidores;

l) las aeronaves a que se refiere el artículo 2, apartado 3, letra d), del Reglamento (UE) 2018/1139;

h) antigüedades.

Se aplicará a los productos introducidos en el mercado o comercializados ya sean nuevos, usados, reparados o re condicionados. No se aplicará a los productos que tengan que ser reparados o re condicionados antes de su utilización cuando estos productos se introduzcan en el mercado o comercialicen y estén claramente indicados como tales.

VENTA A DISTANCIA

Los productos que se ofrecen a la venta en línea o mediante otros medios de venta a distancia se considerarán comercializados si la oferta se dirige a consumidores a la Unión. Una oferta de venta se considerará destinada a consumidores a la Unión si el operador económico correspondiente dirige sus actividades, por cualquier medio, a uno o más Estados miembros.

Cuando los operadores económicos comercialicen productos en línea o a través otros medios de venta a distancia, la oferta de estos productos tendrá que indicar de manera clara y visible al menos la información siguiente:

a) el nombre, nombre comercial registrado o marca registrada del fabricante, así como la dirección postal y de correo electrónico en las cuales se los pueda contactar;

b) en caso de que el fabricante no esté establecido en la Unión, el nombre y la dirección postal y de correo electrónico de la persona;

c) información que permita identificar el producto, incluidos una imagen del producto, su modelo y cualquier otro identificador del producto, y

d) cualquier advertencia o información relativa a la seguridad que tenga que colocarse en el producto o su envase o que tenga que incluirse en un documento de acompañamiento en conformidad con el Reglamento o con la legislación de armonización de la Unión aplicable en un lenguaje fácilmente comprensible para los consumidores, según determine el Estado miembro donde se comercialice.

A efectos prácticos en el web deberá publicarse el documento de seguridad equiparable a unas condiciones generales de contratación, en cuanto a la obligación de ponerlo a disposición del consumidor, y relativo a la seguridad de todos los productos que se comercialicen en el mismo.

LA INFORMACIÓN EN FORMATO ELECTRÓNICO

Los operadores económicos también podrán poner a disposición la información de seguridad en formato digital mediante soluciones técnicas electrónicas que estén claramente visibles en el producto o, cuando no sea posible, en su envase o en un documento que acompañe al producto, como por ejemplo por ejemplo un código QR.

Esta información estará redactada en un lenguaje fácilmente comprensible para los consumidores, según determine el Estado miembro en el cual se comercialice el producto, lo cual incluye así mismo emplear formatos accesibles para las personas con discapacidad.

REQUISITOS GENERALES DE SEGURIDAD

Los operadores económicos solo comercializarán o introducirán en el mercado productos que sean seguros.

¿Que se tiene que considerar para determinar si un producto es seguro o no?

Al evaluar si un producto es un producto seguro se tendrán en cuenta, en particular, los siguientes elementos:

a) las características del producto, entre ellas su diseño, características técnicas, composición, envase, instrucciones de montaje y, si procede, instalación, o uso y mantenimiento;

b) el efecto en otros productos cuando razonablemente se pueda prever la utilización del producto junto con otros productos, incluida la interconexión de estos productos;

d) la presentación del producto, el etiquetado, incluido todo aquello relativo en la idoneidad para los niños en función de su edad, cualquier advertencia e instrucciones para su uso y eliminación seguros, así como cualquier otra indicación o información relativa al producto;

e) las categorías de consumidores que tengan que utilizar el producto, en particular, mediante una evaluación del riesgo para los consumidores vulnerables, como los niños, las personas mayores y las personas con discapacidad, así como los efectos de las diferencias de género en la salud y la seguridad;

y) cuando un producto, aunque no sea un producto alimentario, se asemeje a un producto alimentario y pueda confundirse con él a causa de su forma, olor, color, aspecto, envase, etiquetado, volumen, medida u otras características y, por lo tanto, los consumidores, y en particular los niños, podrían llevárselo a la boca, chuparlos o ingerirlos;

ii) cuando un producto, a pesar de no estar diseñado para ser utilizado por niños ni destinado a ser utilizado por ellos, pueda ser utilizado por los niños, a causa de su diseño, envase o características;

g) cuando lo requiera la naturaleza del producto, las características de ciber seguridad adecuadas y necesarias para proteger el producto de influencias externas, como terceros malintencionados, cuando esta influencia pueda afectar la seguridad del producto, incluida la posible pérdida de interconexión.

La posibilidad de conseguir niveles superiores de seguridad o la disponibilidad de otros productos que presenten menor grado de riesgo no será razón suficiente para considerar que un producto es peligroso.

OBLIGACIONES DE LOS FABRICANTES.

Cuando introduzcan en el mercado sus productos, los fabricantes garantizarán que hayan sido diseñados y fabricados en conformidad con el requisito general de seguridad.

Antes de introducir en el mercado sus productos, los fabricantes realizarán un análisis de riesgos interno y elaborarán documentación técnica que contendrá, como mínimo, una descripción general del producto y de las características esenciales de este que sean pertinentes para evaluar su seguridad.

Cuando se considere adecuado respecto a los posibles riesgos relacionados con el producto, la documentación técnica a la cual se refiere el párrafo primero también contendrá, según proceda, la información siguiente:

a) un análisis de los posibles riesgos relacionados con el producto y las soluciones adoptadas para eliminarlos o reducirlos, incluido el resultado de cualquier informe de ensayos realizados por el fabricante o por otra persona que haya actuado por cuenta de este, y

b) la lista de las normas europeas pertinentes, aplicados para cumplir el requisito general de seguridad.

En caso de que alguna de las normas europeas, requisitos de salud y seguridad o elementos se hubieran aplicado solo parcialmente, los fabricantes especificarán qué partes se han aplicado.

Los fabricantes se asegurarán que la documentación técnica esté actualizada. Mantendrán esta documentación técnica a disposición de las autoridades de vigilancia del mercado durante un periodo de diez años a partir de la introducción del producto en el mercado y proporcionarán esta documentación a estas autoridades cuando estas lo soliciten.

Los fabricantes se asegurarán que existan procedimientos para que los productos fabricados en serie continúen siendo conformes con el requisito general de seguridad.

Los fabricantes se asegurarán que sus productos lleven un número de modelo, partida o serie, o cualquier otro elemento que permita su identificación y que sea fácilmente visible y legible para los consumidores o, si el tamaño o la naturaleza del producto no lo permite, se asegurarán que la información obligatoria figure en el envase o en un documento que acompañe al producto.

Los fabricantes indicarán su nombre, su nombre comercial registrado o marca registrada, su dirección postal y de correo electrónico y, cuando sea diferente, la dirección postal o de correo electrónico del punto de contacto único en el cual se los pueda contactar. Esta información se colocará en el producto o, cuando no sea posible, en su envase o en un documento que lo acompañe.

Los fabricantes se asegurarán que sus productos vayan acompañados de instrucciones e información relativa a la seguridad que sean claras en un lenguaje fácilmente comprensible para los consumidores, según determine el Estado miembro donde se comercialicen. Este requisito no será aplicable cuando el producto pueda utilizarse de manera segura y según lo previsto por el fabricante sin estas instrucciones e información relativa a la seguridad.

SI SE INTRODUCE UN PRODUCTO AL MERCADO PELIGROSO ¿QUE SE TIENE QUE HACER?

Cuando el fabricante considere o tenga motivos para pensar, basándose en la información que abre en su poder, que un producto que ha introducido en el mercado es un producto peligroso, el fabricante inmediatamente:

a) adoptará las medidas correctivas necesarias para que el producto sea conforme de manera efectiva con el exigido, incluidas su retirada o recuperación, según proceda;

b) informará de esto a los consumidores.

c) informará de esto, a través del portal Safety Business Gateway, a las autoridades de vigilancia del mercado de los Estados miembros en los cuales se haya comercializado el producto.

El fabricante proporcionará información detallada, en particular, sobre el riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores y sobre cualquier medida correctiva ya adoptada y, si está disponible, sobre la cantidad de productos que continúan circulando en el mercado, desglosada por Estado miembro.

OBLIGACIONES DEL REPRESENTANTES AUTORIZADOS.

Los fabricantes podrán designar, mediante mandato escrito, a un representante autorizado.

El representante autorizado efectuará las tareas especificadas en el mandato recibido del fabricante. El representante autorizado proporcionará a las autoridades de vigilancia del mercado una copia del mandato a petición de estas.

El mandato tendrá que permitir al representante autorizado efectuar como mínimo las tareas siguientes:

a) a petición motivada de una autoridad de vigilancia del mercado, proporcionar a esta toda la información y la documentación necesarias que acrediten la seguridad del producto en una lengua oficial que esta autoridad pueda comprender;

b) cuando el representante autorizado considere o tenga motivos para pensar que el producto de que se trate es un producto peligroso, informar de esto al fabricante;

c) informar las autoridades nacionales competentes de cualquier medida adoptada para eliminar los riesgos que presenten los productos cubiertos por su mandato mediante notificación en el portal Safety Business Gateway, cuando el fabricante no haya proporcionado todavía esta información;

d) a petición de las autoridades nacionales competentes, cooperar con estas en cualquier actividad destinada a eliminar de manera eficaz los riesgos que presenten los productos cubiertos por su mandato.

OBLIGACIONES DE LOS IMPORTADORES.

Antes de introducir un producto en el mercado, los importadores se asegurarán que el producto cumple el requisito general de seguridad.

Cuando un importador considere o tenga motivos para pensar, basándose en la información que abre en su poder, que un producto no es conforme a nivel de seguridad, la importadora no lo introducirá en el mercado hasta que sea conforme. Además, cuando el producto sea un producto peligroso, el importador informará inmediatamente de esto al fabricante y se asegurará que se informe a las autoridades de vigilancia del mercado a través del portal Safety Business Gateway.

Los importadores indicarán su nombre, su nombre comercial registrado o marca registrada, su dirección postal y de correo electrónico y, cuando sea diferente, la dirección postal o de correo electrónico del punto de contacto único en el cual se los pueda contactar. Esta información se colocará en el producto o, cuando no sea posible, en su envase o en un documento que lo acompañe. Se asegurarán que la colocación de una nueva etiqueta no oculte ningún dato exigido por el Derecho de la Unión que figure en la etiqueta proporcionada por el fabricante.

Los importadores se asegurarán que el producto que importen vaya acompañado de instrucciones e información relativa a la seguridad que sean claras en un lenguaje fácilmente comprensible para los consumidores, según determine el Estado miembro donde se comercialice, excepto cuando el producto pueda utilizarse de manera segura y según lo previsto por el fabricante sin tales instrucciones e información relativa a la seguridad.

Mientras el producto esté bajo su responsabilidad, los importadores se asegurarán que las condiciones de almacenamiento o transporte no comprometan su conformidad con el requisito general de seguridad.

Los importadores mantendrán la copia de la documentación, a disposición de las autoridades de vigilancia del mercado durante un periodo de diez años a partir de la introducción del producto en el mercado y se asegurarán que los documentos, se puedan proporcionar a estas autoridades cuando estas los soliciten.

Los importadores cooperarán con las autoridades de vigilancia del mercado y con el fabricante para garantizar que los productos sean seguros.

Cuando un importador considere o tenga motivos para pensar, basándose en la información que abre en su poder, que un producto que ha introducido en el mercado es un producto peligroso, el importador inmediatamente:

a) informará de esto al fabricante;

b) se asegurará que se adopten las medidas correctivas necesarias para que el producto sea conforme de manera efectiva con el que exige el Reglamento, incluidas su retirada o recuperación, según proceda; en caso de que no se hayan adoptado estas medidas, el importador las adoptará inmediatamente;

c) se asegurará que se informe inmediatamente de esto a los consumidores,

d) informará las autoridades de vigilancia del mercado de los Estados miembros en los cuales se haya comercializado el producto a través del portal Safety Business Gateway.

A efectos de las letras c) y d), el importador proporcionará información detallada, en particular, sobre el riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores y sobre cualquier medida correctiva ya adoptada y, si está disponible, sobre la cantidad de productos que continúan circulando en el mercado, desglosada por Estado miembro.

Los importadores comprobarán que los canales de comunicación, estén a disposición pública de los consumidores de forma que estos puedan presentar reclamaciones y comunicar cualquier accidente o problema de seguridad que hayan experimentado con el producto. Si estos canales no están disponibles, los importadores los proporcionarán, teniendo en cuenta las necesidades en materia de accesibilidad de las personas con discapacidad.

Los importadores investigarán las reclamaciones presentadas, y la información recibida sobre accidentes, que afecten la seguridad de productos que hayan comercializado y que el reclamante señale como peligrosos, e inscribirán estas reclamaciones, así como las recuperaciones de productos y cualquier medida correctiva adoptada para que el producto sea conforme con el que se exige. Los importadores mantendrán informados de la investigación realizada y de sus resultados en tiempo oportuno al fabricante, a los distribuidores y, cuando proceda, a los prestamistas de servicios logísticos y a los operadores de mercados en línea.

Únicamente se almacenarán en el registro de reclamaciones los datos personales que sean necesarios para que el importador investigue la reclamación sobre el supuesto producto peligroso. Estos datos solo se conservarán durante el tiempo necesario para la investigación y, en cualquier caso, no más de cinco años después de su registro.

OBLIGACIONES DE LOS DISTRIBUIDORS

Antes de comercializar un producto, los distribuidores comprobarán que el fabricante y, en su caso, el importador haya cumplido los requisitos de seguridad.

Mientras el producto esté bajo su responsabilidad, los distribuidores se asegurarán que las condiciones de almacenamiento o transporte no comprometan su conformidad con el requisito general de seguridad establecido.

Cuando un distribuidor considere o tenga motivos para pensar, basándose en la información que abre en su poder, que un producto no es conforme, el distribuidor no lo comercializará salvo que el producto sea conforme con lo exigido.

Cuando un distribuidor considere o tenga motivos para pensar, basándose en la información que abre en su poder, que un producto que ha comercializado es un producto peligroso o no es conforme:

a) informará inmediatamente de esto al fabricante o al importador, según proceda;

b) se asegurará que se adopten las medidas correctivas necesarias para que el producto sea conforme de manera efectiva con el exigido, incluidas su retirada o recuperación, según proceda, y

c) se asegurará que las autoridades de vigilancia del mercado de los Estados miembros en los cuales se haya comercializado el producto sean informadas inmediatamente de esto a través del portal Safety Business Gateway.

A efectos de las letras b) y c), el distribuidor proporcionará la información adecuada de que disponga sobre el riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores, el número de productos afectados y cualquier medida correctiva ya adoptada.

SUPUESTOS EN QUE LAS OBLIGACIONES DE LOS FABRICANTES SE APLICAN A OTROS OPERADORES ECONÓMICOS.

1. La persona física o jurídica que introduzca en el mercado un producto con su nombre o su marca tendrá la consideración de fabricante a efectos del presente Reglamento, y estará sujeta a las obligaciones del fabricante.

2. La persona física o jurídica, diferente al fabricante, que modifique sustancialmente el producto tendrá la consideración de fabricante a efectos del Reglamento, y estará sujeta a las obligaciones del fabricante, en cuanto a la parte del producto afectada por la modificación o a la totalidad del producto si la modificación sustancial afecta a su seguridad.

3. Se considerará que la modificación de un producto por medios físicos o digitales es sustancial cuando afecte la seguridad del producto y se cumplan los criterios siguientes:

a) la modificación altera el producto de una manera que no estaba contemplada en la evaluación inicial del riesgo del producto;

b) la naturaleza del peligro ha cambiado, se ha generado un nuevo peligro o el nivel de riesgo ha aumentado a causa de la modificación, y

c) las modificaciones no han sido realizadas por los propios consumidores o en su nombre para su propio uso. Obligaciones de los operadores económicos en caso de venta a distancia

¿A QUE SIRVE LA SAFETY BUSINESS GATEWAY?

La Comisión velará para que los fabricantes puedan facilitar la información destinada a alertar a los consumidores a través del portal Safety Business Gateway y porque se ponga a disposición de los consumidores en el portal Safety Gate sin más dilación indebida.

Los fabricantes se asegurarán que otros operadores económicos, personas responsables y prestamistas de mercados en línea de la cadena de suministro de que se trate sean informados en tiempo oportuno de cualquier problema de seguridad que hayan detectado.

Los fabricantes pondrán a disposición pública canales de comunicación, como un número de teléfono, una dirección de correo electrónico o una sección específica de su página web, teniendo en cuenta las necesidades en materia de accesibilidad de las personas con discapacidad, que permitan a los consumidores presentar reclamaciones e informar los fabricantes de cualquier accidente o problema de seguridad que hayan experimentado con un producto.

Los fabricantes investigarán las reclamaciones presentadas, y la información recibida sobre accidentes, que afecten la seguridad de productos que hayan comercializado y que el reclamante señale como peligrosos, y llevarán un registro interno de estas reclamaciones, así como de las recuperaciones de productos y de cualquier medida correctiva adoptada para que el producto sea conforme con el exigido.

Únicamente se almacenarán en el registro interno de reclamaciones los datos personales que sean necesarios para que el fabricante investigue la reclamación sobre el supuesto producto peligroso. Estos datos solo se conservarán durante el tiempo necesario para la investigación y, en cualquier caso, no más de cinco años después de su registro.

La Comisión mantendrá un portal web(«portal Safety Business Gateway»):

https://webgate.ec.europa.eu/gpsd/screen/public/home en el cual los operadores económicos y los prestamistas de mercados en línea puedan proporcionar de manera sencilla a las autoridades de vigilancia del mercado y a los consumidores la información que establece el mismo Reglamento sobre seguridad de los productos.

La Comisión elaborará directrices para la aplicación práctica del portal Safety Business Gateway.

OBLIGACIONES DE LOS OPERADORES ECONÓMICOS EN CASO De ACCIDENTE RELACIONADO CON LA SEGURIDAD DE LOS PRODUCTOS.

El fabricante se asegurará que se notifiquen, a través del portal Safety Business Gateway, los accidentes causados por un producto introducido en el mercado o comercializado a las autoridades competentes del Estado miembro en el cual se haya producido el accidente sin más dilación indebida a partir del momento en que tenga conocimiento del accidente. La notificación incluirá el modelo y el número de identificación del producto, así como las circunstancias del accidente, si se conocen. El fabricante comunicará a las autoridades competentes, previa solicitud, cualquier otra información pertinente.

El fabricante notificará a las autoridades competentes los incidentes relacionados con el uso de un producto que provoquen la muerte de una persona o efectos adversos graves para su salud y seguridad, permanentes o temporales, incluidas lesiones, otros daños corporales, enfermedades y efectos crónicos para la salud.

Los importadores y los distribuidores que tengan conocimiento de un accidente causado por un producto que hayan introducido en el mercado o comercializado informarán de esto al fabricante sin más dilación indebida. El fabricante efectuará la notificación con arreglo al apartado 1 o dará instrucciones al importador o a uno de los distribuidores para que efectúen la notificación.

Para más información contáctamos y te ayudaremos aquí

www.agaliana.com

Si tienes cualquier consulta, contacta con nosotros y recibe la información que necesites.

Explora más artículos...